CONSEJOS
STOP A LOS ACCIDENTES.
LAS DISTRACCIONES.
TALLER DE EDUCACIÓN VIAL.


[IR A LOS TESTS.]


[Recomienda Autoescuelas.]


[El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.]


[Conducción en Condiciones Especiales.]


[Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.]


[Guía Didáctica]


[Técnicas de Estudios]


[Tramitación Administrativa]


[Criterios Pruebas Teóricas]


[Página Vídeos de Tráfico.]


[Test tipo multirespuesta.]


[Página consultar examen DGT.]


[Página consultar saldo puntos DGT.]


[Página Consultar Estado de las Carreteras.]


[Página Guía de los Peatones.]


[Ocio y Vacaciones.]


[Alcohol y Conducción.]


[Educación Vial.]


[Enlaces de Interés.]


Resolución óptima 1024x768


CONTACTAR CON TESTVIAL


[Consejos y Aviso Legal.]


 

La conducción nocturna.

La conducción nocturna implica un riesgo tres veces mayor que la conducción diurna.

A continuación se enumeran algunas características de la visión nocturna:

  • La visión nocturna precisa un tiempo de adaptación entre 5 y 7 segundos para conseguir el 95% de la capacidad visual.
  • Existe una limitación de la percepción. Se produce una disminución de la agudeza visual, se aprecian peor los obstáculos y se perturba el sentido cromático.
  • Existe una limitación del campo visual ajustándose a la zona iluminada. Las luces del vehículo deben iluminar eficazmente una zona de 100 m. como mínimo con el alumbrado de carretera, y de 40 m. con el de cruce.
  • Existen unos factores que influyen en la capacidad visual nocturna, tales como la edad, la fatiga, el alcohol, las drogas, enfermedades, limitaciones visuales concretas, etc.

El comportamiento del conductor en esta situación estará influenciado por:

  • El reloj biológico del cuerpo que le predispone a dormir durante la noche.
  • La limitación del campo visual a la zona iluminada.
  • Los posibles deslumbramientos.

Para ver bien durante la noche es necesario:

  • Tener una buena visibilidad. Ello exige que los cristales del parabrisas, de las ventanillas y de la luneta posterior estén siempre muy limpios, con el fin de evitar los reflejos producidos por las luces de otros vehículos.
  • Disponer de una buena iluminación, lo que exige mantener permanentemente limpios los cristales de los faros y en buen estado de funcionamiento y reglaje el alumbrado del vehículo, para, al hacer uso del mismo, no deslumbrar a los demás y conseguir que la zona iluminada sea la correcta y adecuada.
  • Observando todos estos principios, se logrará reducir los efectos negativos de la oscuridad, ver mejor la calzada y los obstáculos que en ella pueden existir, evitar los deslumbramientos y amoldar la conducción a la propia visión y a la iluminación existente, lo que exige adecuar la velocidad para poder detener el vehículo dentro de la zona iluminada.

Para ser vistos por los demás es necesario:

  • No conviene retrasar el encendido del alumbrado en el crepúsculo de la tarde ni anticipar su apagado en el crepúsculo de la mañana, porque ello no favorece esa norma de seguridad tan importante que es el "ser vistos" por los demás.
  • Cuidar de que todos los sistemas de señalización óptica y catadióptricos o dispositivos reflectantes, se encuentran siempre limpios y en buen estado de conservación y funcionamiento para que puedan ser vistos por los demás conductores y usuarios.
  • Encender la señalización de posición, cuando proceda, en caso de inmovilización del vehículo.
  • Encender la señalización de avería, cuando proceda.
  • Colocar los triángulos de preseñalización de peligro cuando y donde proceda.

Para circular durante la noche con una cierta seguridad es, pues, necesario, disponer de una buena vista, un buen alumbrado y la mayor limpieza posible en todos los cristales, que deben dejar pasar la máxima luz.

La circulación nocturna suele ser más fluida por la menor intensidad del tráfico. Este hecho, hace que el conductor tienda a aumentar la velocidad, y con ello, el peligro y riesgo de accidente:

  • Entre las 21 horas y las 5 horas de la madrugada se producen casi el 50% de los muertos en accidentes de tráfico.
  • En los fines de semana, durante estas horas se producen el 40% de los muertos en accidentes de tráfico.

El conducir de noche supone que la fatiga aparecerá más rápidamente y con ella, e incluso sin ella, el sueño, en razón a que son las horas habitualmente destinadas al mismo. Pueden aparecer como síntomas dolores o cansancio en los hombros, pesadez en la cabeza o picor en el cuero cabelludo, teniendo a la vez en los ojos sensación de lagrimar o como de tener un cuerpo extraño. Debe recordarse que lo único que ante ellos se puede hacer, con independencia de algunos ejercicios físicos tendentes a romper la monotonía del viaje y acelerar la circulación de la sangre, es descansar o dormir, y recordar que si la conducción nocturna va a hacer más rápida la aparición del cansancio, en ningún caso debe acumularse a éste el producido por las cotidianas tareas del día precedente, sin haber gozado del descanso necesario.


Campaña de prevención de accidentes de tráfico. Conducción nocturna.

[Ir a YouTube.com]

Para ver más vídeos sobre este tema pulsar sobre el botón "menú".


[IR A LA PÁGINA PRINCIPAL.]

La Mirada.

AVISO LEGAL.